Poesía dramática sin pesimismo - El Periódico

29 ago 2011

A los 42 abriles, este poeta de barba amarronada, cuerpo ancho y lentes eternos, sigue manteniendo el mismo fervor por la palabra que lo motivó hace 20 años a publicar su primer libro titulado Poemas para andar despiertos. Dumit escribe desde los 17 “de manera más o menos responsable”, y aún continúa produciendo y publicando sus trabajos, que se completan en los libros Poemas para quitarse la muerte, El sol sobre las cosas perdidas, y el más reciente, Tu cuerpo echa una sombra que cura la mirada. Por otro lado, Dumit coordina las actividades de Casa Dumit, un espacio cultural que funciona en la que fuera la casa de su padre, el reconocido pintor Ernesto Dumit .

Alli organiza, además funciones teatrales, ciclos de poesía denominados Letras del desmayo, en oposición y rebeldía contra el oficial Mayo de las letras.  Dumit se regocija en el curso que tomaron algunos de sus poemas hechos canciones por músicos locales.  Tal es el caso de los temas País y  Donde termina el asfalto, registrados en los discos Corazón libre y Cantora II, de Mercedes Sosa. También destacó la participación de Teresa Parodi en su poema Viejo patio, que conforma la canción Juntaba Luz, con música del Topo Encinar, en el CD Así sea, grabado por el  intérprete tucumano.

- ¿Qué sentiste al cumplir 20 años de tu primer libro y por qué lo destacaste como una fecha importante para vos?
- Poder señalar los 20 años desde su publicación me resultó importante porque coincidía con la edición de otro libro que llevo a cabo en la actualidad. Me encontró además en pleno trabajo con el ciclo Letras del desmayo, y no está muy lejano de los acontecimientos mencionados antes respecto de la suerte de algunas canciones. Es como un número redondo, 20 años, 2 décadas de actividad ininterrumpida… desde aquel primer libro.
- ¿Ha cambiado mucho tu escritura o tus obsesiones de esa época respecto a lo que te preocupa actualmente?
- No se si mucho, pero mi escritura cambió desde aquella primera época. Las obsesiones siguen siendo las mismas creo, pero el tratamiento es otro. De la misma manera creo que se ha modificado mi manera de comunicar las cosas en las que creo, o las cosas que pienso. Antes era más tajante, ahora soy más ágil… creo…
- ¿Considerás que publicaste lo suficiente o tu producción es más amplia y hay problemas para publicar?
- No publiqué lo suficiente, pero tampoco es poco haber publicado 4 libros. Claro que hay problemas para publicar, económicos siempre. No existen editoriales que participen de la edición de poesía desde lo económico. Las ediciones de poesía, lleven o no un pie de editorial, siempre son ediciones del autor, salvo algún que otro consagrado en el medio.
- ¿Cuales son los temas más urgentes de tu poesia?
- Lo más urgente en mi escritura pasa por lo humano en sus diferentes planos, colectivo e individual, social e introspectivo.
- ¿Y qué características sobresalientes pueden distinguirse en tu poética?
- Creo que en algún punto mi poesía es bastante ácida, como yo, pero ambos gozamos de buen humor. Hay tragedia, el drama humano está ahí, pero no hay pesimismo.
- ¿Te guiás más por las construcciones del intelecto o por las musas?
- No, no sé. Nunca hablo ni del intelecto ni de musas, pero se que no tengo una escritura muy “cabezuda”, debo ser un arriado de espontaneidad. No lo tengo muy claro.
- ¿Cómo congeniás tu labor de poeta con el manejo de un espacio de arte?
- Mis actividades se están reconciliando desde que pude meter la poesía en el entramado del espacio cultural.
- ¿Cuales son tus próximos proyectos editoriales?
- Tengo dos libros inéditos ya listos para publicar, pero voy a esperar un poco, ya que acabo de editar Tu cuerpo echa una sombra que cura la mirada. Espero dar un par de vueltas con él antes del quinto y el sexto…

Buenas señales

Respecto a la producción y actividad literaria de Tucumán, Dumit consideró  que las cosas “se están poniendo entretenidas e interesantes para la literatura”. Destacó que, por ejemplo, Letras del desmayo, ciclo de poesía que se realiza en Casa Dumit,  se mantiene viernes tras viernes con la concurrencia tanto de un público rotativo como de un público propio y permanente que le dan una dinámica interesante. También recalcó el hecho de que ciclos de poesía se realizan en otros espacios teatrales y pubs. “Fue muy buena la movida del Festival de Poesía Ciudad Abierta que armaron los chicos de Trompetas completas. En fin, pasan cosas y dan señales de seguir pasando”, concluyó satisfecho.

Información adicional