libros y poemas

dos maneras

 

Tu vientre
una tibia manera de comenzar el día/
la yerba /dulce
una pelea con tus ojos/
la heroica ilación de tu pelo.
Después
uno robándole mordiscos al otro/
pongo mi pecho contra el mundo/
desobedezco la inexplicable ubicación
/de tu boca/
tan cerca de la mía/
y me voy
llevándome tus labios
puestos en la frente y en la espalda/
me voy
lo asumo
...una estúpida manera de continuar el día.

Información adicional